Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

jueves, 5 de febrero de 2009

NUESTROS DESEOS; SUS SENTIMIENTOS (II)

Nos quedamos en el anterior post, en la fase más tranquila del proceso, en la que sabemos que nada va a ocurrir; y en esa en la que prefieres que nadie te pregunte. Pero claro, la gente se acuerda y empieza a impacientarse, y tu no te impacientas porque sabes que vas "en tiempo", aunque claro si constantemente te están preguntando...
Poco a poco el "final" se va acercando y los nervios empiezan a florecer, vuelve el silencio, porque tus seres queridos empiezan a verte sufrir. En nuestro caso nos preguntaban poco y a veces me gustaba pero había ocasiones en los que habría necesitado que alguien me escuchase (en ese momento aparecen los "compañeros de viaje" que son otro de los regalos de la Vida y uno de los lados bonitos de la adopción, pero que se merecen un post aparte; ¿verdad, Maica?).
Cuando por fin llega la asignación, y te ven llorar de alegría, gritar de entusiasmo y mirar una y otra vez la foto; es cuando empiezan a caer en la cuenta de que nuestros deseos son reales, de que queremos ser padres y que dariamos la vida por esa "cosilla" de la foto.
En nuestro caso el día del juicio la cosa se torció (ya lo contaré más despacio) y creo que nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo... nunca nos habían visto tan mal.
Yo siempre digo, que el tiempo de sufrimiento hasta que pudimos viajar a por nuestra hija, ayudó a los de nuestro alrededor a ir dándose cuenta de que iban a ser abuelos, tíos, primos, amigos... con todas las de la ley.
Ahora, desde la distancia, me doy cuenta que, sobre todo para nuestros padres, es difícil sentir lo que nosotros sentimos. De repente rompemos los esquemas, y queremos que algo que nosotros hemos meditado durante mucho tiempo, ellos lo entiendan de buenas a primeras.
Creo que hay que ser pacientes, no podemos pretender que compartan con nosotros nuestros deseos, sentimientos, añoranzas... desde el principio. Cada cosa necesita su tiempo.
El momento en el que te bajas del avión, y allí están esperándote tus seres queridos, todo cae por su propio peso. Tu adopción, se hace su adopción y por fin comienzan a comprenderte y a sentir lo que tu querías que sintieran 2 años antes. Pero... ¡más vale tarde que nunca!
También hay que tener en cuenta que ellos también tienen sus miedos. Miedo a no estar a la altura, de no quererlo como al resto de los nietos, ...
En fin, que como ya dije en otro post anterior; la "aventura" comienza cuando llegas a casa y la adopción es cosa de todos.

2 comentarios:

  1. Hola, creo que te acabo de econtrar..jeje felicidades por este blog...me a encantado lo que he leido.

    con esta entrada me has hecho llorar..bueno he de decir que yo lloro con mucha facilidad..jeje y con estas csoas más..a mi aún me qeuda mucho camino que andar, pero pienso exactamente como tu ya.

    Muchos besitos, si no te importa te enlazo en mi espacio.

    Ester.
    http://enunbosquedelachina.spaces.live.com/

    ResponderEliminar
  2. Aisssss que no se orque se a mandado el mensaje con el perfil de mi padre!!jeje mi espacio es:

    http://enunbosquedelachina.spaces.live.com/

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.