Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 27 de septiembre de 2009

MADRID 2016


¡¡¡TENGO UNA CORAZONADA!!!
¿Por qué no? Sería bonito ver a un Etiope ganar una medalla de oro en Madrid.

jueves, 24 de septiembre de 2009

DE LAS ENTRAÑAS???

Leyendo varios post que han hecho algunas compis sobre la serie de ayer, me ha venido a la mente una cosa que me pasó hace unos meses y que al final no conté.
Pues resulta, que mis padres tenían que ir a visitar a una tía de mi padre que además es mi madrina. Aún no conocían a la niña y mi padre me pidió que fuera con ellos, y aunque yo sabía que habría alguna "lindeza" no pude decir que no.
Al entrar con la nena en la casa, pues lo típico: "qué bonita", "qué guapa", "pero... no es muy oscura" (ya empezábamos).
Cuando llevábamos un rato la buena mujer le dice a mi padre: "Se la quiere ¿verdad?, y ... eso que no es de sus entrañas"; mi padre, le dice: "hombre, pues yo la quiero muchísimo, no creo que quisiese más a otro nieto".
Pues no le valió la contestación y vuelve a decir: "ya, ya; eso crees, pero es que claro, no tienes ningún nieto de las entrañas".
Mi padre el hombre torció el gesto y lo dejó estar.
Yo simplemente me hice la sorda.
La verdad es que no entiendo el afán de la gente de poner medidas a nuestro amor de padres, si y por qué no, de padres ADOPTIVOS. Yo pongo el apellido, porque me siento orgullosa de serlo y porque precisamente por serlo, mi hija no ha salido de mis entrañas físicas, pero si de lo más hondo de mi alma y de mi corazón.
No soporto que nadie ponga en duda lo que amo a mi hija, porque como dice "La Esteban": Yo, por mi hija: MA-TO

viernes, 18 de septiembre de 2009

SEMANA PLOF

Por fin termina una semana dura, muy dura; bueno quizá no tanto, pero que a mí se me ha hecho muy cuesta arriba.
El pasar todo el fin de semana pasado fuera, me está pasando factura: plancha hasta el techo, la casa hecha un desastre, retraso en cosas del cole que preparar... Vamos, que el fin de semana no va a ser para tirar cohetes.
Pero lo peor no es eso. Lo peor es mi pobre Míheret.
Cuando empezó la guarde el día 1 me comentaron que había que empezar a quitarle el pañal y yo les dije que podriamos intentarlo a partir del 15 (por poner un día); y claro ellas lo tomaron al pie de la letra.
Mi chiquitina lo está pasando regular. El primer día hacía unos charcos de tela marinera, el segundo día, solo mojaba un poquito las braguitas pero no hacía pis; así que al final del día lloraba porque quería hacer pis y caca, y tuvimos que ponerle el pañal.
Por la noche estuvo hasta las tres de la mañana con pesadillas: "Mamá, "ñaño", pis "ñaño, ¡¡¡Caca no!!!". Daba mucha pena oirla.
Desde ayer se hace menos pis encima, y ella ya sabe cuando se lo está haciendo; pero no hay quien la siente en el orinal. Llora que se las pela, y al final acaba haciéndoselo encima.
No sé; supongo que es normal, pero yo lo estoy pasando regular.
En el fondo, estoy enfadada conmigo misma, porque lo estoy haciendo sin quererlo, porque como me pasa en muchas ocasiones, no se decir NO.
Probablemente la niña esté preparada físicamente, pero no se hasta que punto está preparada emocionalmente.
Lo tengo claro. Si en el fin de semana la cosa no mejora, el lunes vuelve al pañal y a otra cosa, mariposa.
Para terminar de apañar la semana, ayer la llevé a una peluquería afro porque tenía el pelo lleno de nudos y me dejé engatusar (otra vez no supe decir NO) para que la pusieran un relajante de rizo... ¡¡¡Qué pelos!!!. Su padre dice que está también muy bonita y los yayos también (es cierto que no son objetivos); pero a mí me da penita porque parece mayor, y se le ha quedado como cuando yo tenía 13 años y nos daba por hacernos el richi y luego no sabiamos cuidarnoslo.
Me temo que hasta que no le crezca el pelo le va a tocar ir con coletas.
La verdad es que tengo la sensación según escribo que estoy exagerando un poco (en lo del pelo, porque en lo del pañal no exagero ni un poquito), pero es que ya se sabe; cuando las mujeres tenemos el día tonto...

lunes, 14 de septiembre de 2009

FIN DE AÑO ETIOPE

Aún con resaca de la fiesta de fin de año, me cuesta expresar los bien que lo hemos pasado este fin de semana.
La fiesta de fin de año y el día de año nuevo 2002, que con tanto mimo había preparado Bego, ha sido una maravilla, han estado cargados de momentos chulos, de familias nuevas, de juegos, risas...
El viernes sobre las ocho llegamos a Miraflores los primeros invitados. El hotel estaba chulísimo y Paco que es un "máquina" ha conseguido que a los socios de Abay nos hagan un 10% de descuento.
La primera noche solo estariamos Paco con Charo y sus peques, y Javi y yo con Míheret. Gracias al foro recibimos la visita de Alba con su marido y sus peques (que son precisos); que venían a conocernos. Compartimos cena, anécdotas y los peques disfrutaron como enanos correteando por la Plaza. No os podéis imaginar como llegó la ropa...
A la hora oportuna, nos dispusimos a celebrar la "Nochevieja". Nos fuimos a una placita pequeña y allí encendimos unas antorchas chulísimas. En la plaza había chavalitos de botellón que nos miraban con la boca abierta, también recibimos la visita de un personaje bastante peculiar que cuando nos vió se quedó loco; más concretamente dijo: "Estoy flipando" (no sabemos si por las antorchas o por el alcohol que llevaba en su cuerpo).
A falta de otra música, y por las insistencia de nuestros peques, cantamos el cumpleaños feliz y lo pasamos fenomenal. Las tres bellezas etiopes, repartieron margaritas amarillas a las quinceañeras y todos tan contentos.
El sábado nos levantamos tempranito y los peques se pusieron guapetones con sus trajes etiopes. Estuvieron pintando margaritas mientras que llegaban los demás. Muy prontito fueron llegando Elena con Marta, Mª José y Tomás con la pequeña Malena Faven, Bego con Lucía, Cristina, Irene y Anunci. También nos visitó la familia de Enrique con sus peques que están esperando a su hijo etiope.
En cuanto llegamos todos, estuvimos repartiendo por el pueblo margaritas amarillas tal y como manda la tradición. Airam fue el que más ímpetu le puso, ¡estaban muy graciosos!.
Mientras que llegaba la comida recibimos una visita esperadísima. Por fin pudimos conocer a Daniel, el nene de Abel y Soraya. ¡¡Es precioso!!. Es muy simpático y un provocador de mucho cuidado.
La comida, como no podía ser de otra manera, consistió en injera, café y música etiope. Tuvo un aire muy, muy etiope. En mitad de la montaña, con una lluvia fina que hacía que oliese a campo y que salvando las distancias nos hizo acercarnos por un momento al Entoto. Y como guinda del pastel estuvimos acompañados por el embajador de Etiopía en París que debió de flipar (como el de la noche anterior pero bebiendo Coca-cola), con la furgoneta de Paco como improvisada mesa de comida (le va a durar el olor a injera varios meses), con los niños correteando por mitad de la carretera, con Abel bailando al son de la música etiope...
A partir de ahí el fin de semana ha estado lleno de charlas sobre Abay, sobre la aventura de ser padres, de risas, de carreras de los niños por la plaza, de bailes etiopes y de Cantajuegos, de nuesvas visitas como la de Carlo y la de Ramón con la preciosisisisisima Lola...
¡¡¡Ha sido una maravilla!!!
Tanto nos ha gustado estar juntos, que en noviembre vamos a organizar otro fin de semana en Miraflores con Abay a pata incluído.
¡¡¡¡ESTAIS TODOS INVITADOS!!!!

domingo, 6 de septiembre de 2009

ETIOPÍA EN EL RETIRO

Ayer por unas horas "estuvimos" en Etiopía. Pasamos un día maravilloso, compartiendo con una pequeña comunidad etiope de Madrid, su comida, su música, sus bailes,...
Nada más llegar nuestros sentidos nos hablaban de Etiopía. El olor, la gente, la música,... parecía que estábamos allí.
Gracias a Carlos, un nuevo colaborador de Abay, pudimos contactar con un grupo de Etiopes que nos invitó a pasar el día con ellos; y como los de Abay no perdemos ninguna oportunidad allí nos fuimos con nuestros peques.
Formamos un grupo bastantes curioso, y pudimos estrechar lazos y quién sabe quizá en un futuro sigamos haciendo actividades conjuntas.
Para mí lo más emocionante fue ver a los nenes más mayorcitos disfrutar de lo que hicimos. No se separaron ni un momento de los más jóvenes del grupo, estuvieron oyendo música, bailando..., se les notaba que se identificaban totalmente con Etiopía.
Los más pequeños, como la mía, simplemente disfrutaron de la libertad de estar en el Retiro, y jugar con otros niños de su edad sin el agobio de los mayores.
Hablamos de Etiopía, de cosas por hacer, del pelo de los peques...
Las mujeres me dijeron que Míheret tenía el pelo muy duro, muy rizado y yo pensé: "Pues sí ellas están flipando, que narices voy a hacer yo".
También hubo coincidencias curiosas. Estando allí en un rinconcito del Retiro, se acercó una familia de Huelva con su nene etiope, que paseaba por allí por casualidad y al vernos se acercó. Charlamos un ratito y aprovechamos para hablarles de Abay. A lo mejor se animan y tenemos segunda delegación en Andalucía... El tiempo dirá lo que significó esta casualidad.
Como véis el día dió para mucho, y solo la oscuridad de la noche hizo que nos despidiésemos.
Fue un día precioso que nos unió un poquito más con el país de nuestros hijos.