Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 25 de julio de 2010

FELICIDADES


Mañana mi chica cumple 3 añazos, y hoy lo hemos celebrado con la familia y amigos que no estaban de vacaciones.
Hemos pasado el día en la piscina, ha soplado la vela y se lo ha pasado fenomenal.
Nada mas sentarla en el coche se ha quedado frita y suponemos que será hasta mañana.
La verdad es que el tiempo se pasa volando, y estos 3 añitos significan cosillas. Mi peque se despedirá esta semana de la guardería, se hace mayor y en septiembre empieza "el cole".
¡Uf! ¡Cómo pasa el tiempo! Hace nada celebrábamos su primer cumple sin saber siquiera gatear y ahora ya tenemos una niña en toda regla. Le encantan las faldas, es presumida, se pirra por que la pinten los labios, y si la dejase iría con las uñas pintadas de rojo intenso.
Estos tres años, me dan la sensación, de que ponen punto y final al bebé y dan paso a la niña y aunque se que es ley de vida, me da pena. Solo la esperé dos años que se me hicieron eternos, en los que el tiempo no corría; y ahora que está con nosotros el tiempo se me escurre entre los dedos.
Pero bueno, como hoy es un día de celebración, solo me queda decir:
FELICIDADES MÍHERET, TE QUIERO

lunes, 12 de julio de 2010

¡¡¡CAMPEONES!!!

¡¡¡CAMPEONES!!!


Ayer estaba especialmente sensible por algo que me tocó la fibra; pero que no voy a contar ahora para no aguar la fiesta.

Quizá fue esa sensibilidad a flor de piel la que ayer me hizo emocionarme en muchos momentos de la tarde.

¡Hubo tantos momentos!

Ver la ceremonia de clausura fue emocionante. Ver al final de la ceremonia con la palabra gracias en muchos idiomas, como África le daba las gracias al mundo, me hizo llorar. Tenemos tanto que aprender de este continente... Me ha encantado que mi hija pueda vivir este momento.

Ver a Mandela en el campo, la sonrisa que enmarcaba su rostro decía mucho. A sus 92 años, puede sentirse satisfecho por el trabajo bien hecho. Este mundial ha sido la guinda del pastel de muchos años de sufrimientos, de trabajo duro... Él que sabía que a través del deporte podía unir Sudáfrica, ha vuelto a utilizarlo para dar a conocer al mundo que África existe, que África también cuenta.

Luego seguimos con el partido, que queréis que os diga, me emociona ver a la gente feliz, contenta, y el gol hizo que se me saltasen las lágrimas. Mi hija saltaba feliz con su trompeta y su camiseta de España.

Gritamos, cantamos, nos abrazamos... fue muy emocionante.

Ver llorar a Casillas, el besazo que le "cascó" a "la Carbonero", la cara del buen hombre de Del Bosque, la camiseta de Iniesta acordándose de Dani Jarque...; en fin, mil momentos bonitos.

Y el grito, de "yo soy español..."; también me gusta oirlo. Quizá también debamos aprender de Sudáfrica,... pero bueno, esto es política; y en este blog no toca.

Estoy contenta de que mi hija como AFRICANA y ESPAÑOLA, haya podido vivir estos momentos, su origen y su nacionalidad unidas un acontecimiento histórico, porque el fútbol también es historia.
Os dejo dos de los mejores momentos de la noche: