Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

martes, 31 de diciembre de 2013

HACIENDO REPASO

Último día del año.
Toca hacer repaso; porque solo haciendo repaso puedo darme cuenta de lo afortunada que soy.
Ha sido un año duro, pero también ha sido un año de asentamiento, de aceptación, de aventuras, de deseos cumplidos...
Un año duro... porque en el terreno laboral ha sido el peor. Un alumno con un gravísimo problema de conducta, con el que lidiar, al que acompañar en aprendizajes, pero sin perder de vista que tienes otros 23 alumnos que también te necesitan, que tienen derecho a recibir la enseñanza y que viven la situación con miedo... Un final de curso al borde de la depresión, y un comienzo en septiembre, poniéndome una coraza y tomando decisiones que han hecho tambalear mis más profundas creencias... La cosa no ha terminado, quedan 6 meses por delante que seguro serán muy, muy duros...
Un año de aceptación... de que las cosas son como son y que además seguro que son por algo. Tarde o temprano logramos comprender.
Un año que comenzó con la firma que en teoría nos llevará a nuestro segundo hijo... pero con la tranquilidad cada vez más asentada de que quizá nuestra familia ya esté completa, que quizá nunca llegue o a lo mejor llegue mañana... pero que la vida seguirá y nos traerá otros retos, otra forma de vida, o quién sabe a lo mejor otra forma de hacer familia...
De deseos cumplidos y aventuras... un viaje a Walmara /Etiopía, que me ha regalado una de las mejores experiencias de la vida. Que me ha hecho una mujer más madura, más tranquila y sobre todo me ha hecho ver lo afortunada que soy, y no por todo lo que tengo y porque de nada me falta; sino por tener el corazón y la mente dispuesto para disfruta de una experiencia dura tanto física como mentalmente.
Un viaje que permitió sacar la sonrisa que en los últimos tiempos no acompañaba mi gesto, un viaje que me ha hecho conocer gente nueva que forman parte importante de mi vida, un viaje que me ha hecho aprender tanto y del que es tan difícil hablar... ¿Qué decir? Es difícil explicar. Hay que vivirlo, sentirlo, sufrirlo y sobre todo disfrutarlo. Y por supuesto dar las gracias a Abay por dejarme formar parte de esta gran familia.
Y lo mejor del año, como siempre, mi hija. ¡Qué difícil nos lo ha puesto! ¡Qué carácter! ¡Qué difícil encontrar la balanza! Pero aún así, ella es lo mejor. Verla crecer tan sana, ver sus primeras notas "serias" y que hayan estado bastante bien, y sobre todo, poco a poco, ir conociéndola y ayudándola a superar sus retos, es la mejor tarea del año, aunque por qué no reconocerlo, no siempre he estado a la altura... Propósito para 2014: ser mejor MADRE...



lunes, 16 de diciembre de 2013

REPORTAJE

Pues oye, que para una vez que una sale "en los medios", voy a presumir.

Más que nada porque me gusta como la periodista supo captar el amor y sensibilidad que Silvia y yo pusimos en nuestras palabras.

REPORTAJE EN ABC.ES

domingo, 8 de diciembre de 2013

PREGUNTAS

El viernes ante la triste noticia de la  muerte de Mandela, nuestra hija nos preguntó que por qué ese señor había sido tan importante.
Y aunque tenemos claro por qué lo fue y lo será siempre, decirlo en voz alta, explicarlo a una niña de 6 años y además de raza negra, te pone un nudo en la garganta.
Cuando lo simplificas para explicarlo a un niño, suena aún más duro, porque parece imposible que nadie pueda odiar a otro por ser diferente.
Tampoco fue una charla larga, ella preguntó poco, quizá no le interesó, o no lo entendió, o lo entendió pero no le cabía en la cabeza o... Quién sabe lo que una cabecita de 6 años puede maquinar cuando alguien le dice que el señor luchó para que todo el mundo quisiese a los negros y los tratasen como a cualquier persona.
¿Cuántas preguntas tendremos que contestar? Supongo que muchas, y muchas veces dolorosas. Y además para explicar lo inexplicable... y lo peor será cuando la gilipollez la viva en sus carnes...porque llegará, por desgracia, estoy segura de que llegará...
Por ahora no me ha salido la palabra "racismo". Aún no me siento preparada para explicarla. ¿Cómo le explico a mi hija que hay gente que no la querrá por su color de piel? ¿Es que hay acaso alguna forma no dolorosa de explicar esto?
Por favor, si la hay contádmela.