Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

miércoles, 10 de marzo de 2010

JUEVES, 11 DE MARZO

Hace seis años, por la mañana estudiaba y por las tardes trabajaba en Santa Eugenia.
MUy temprano me sonó el teléfono, era mi padre. Me comentaba que si había visto la tele, le dije que estaba acostada. Me dijo que había habido un atentado por Santa Eugenia.
Le colgué, cerré el ojo, y pensé: "otra vez".
Al ratito, me levanté y puse la tele. Poco a poco me fui dando cuenta de que aquello no era lo de siempre.
SEgún iba pasando el día, una tristeza profunda nos fue calando hasta los huesos.
Por la tarde fui a trabajar, sin ser consciente aún, de la magnitud de la tragedia.
Cada vez que abriamos la puerta del gabinete, esperábamos encontrar una mirada que nos dijese que estaban todos.
Ese día y los que le siguieron, Madrid se sumió en la tristeza, en el silencio, en el dolor.
El 11 de marzo de 2004, también fue jueves, como este año. Hay poco que decir, tan solo que ójala que nunca más pase algo así.
Cuantas vidas rotas, cuántos padres huérfanos de sus hijos, cuántos hijos sin padre, cuántas familias desgarradas, cuantas historias inacabadas...
Sin palabras.


">

1 comentario:

  1. Aquel horrible día yo trabajaba en un portal de Internet donde publicábamos noticias. Cada poco nos llegaba una actualización con la cifra de víctimas, fue una mañana funesta de trabajo, muy estresante y muy dolorosa en lo personal. Acababa de volver de mi baja maternal de Lucía. De vuelta a casa me fijaba en las caras de la gente en sus coches y todas eran un poema, nadie sonreía. Aún hoy me parece como algo irreal, como imposible, pero desgraciadamente sucedió.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.