Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

lunes, 21 de mayo de 2012

EL SUEÑO

Cuando conocimos a Míheret, se dormía sola. Donde la dejases se quedaba sin protestar, y claro si tocaba dormirse, pues se dormía y se acabó.
A los pocos meses de estar juntos, cuando llegaba la hora de acostarse y la echabas en la cuna comenzaba a llorar desconsolada.
Había que cogerla en brazos; se agarraba a la camiseta desesperada, y solo al cabo de un ratito lograba irse relajando y dormirse. La echabas en la cuna y seguía dormida. Si a lo largo de la noche se despertaba había que comenzar de nuevo.
La niña fue creciendo, y poco a poco la desesperación fue pasando; pero siempre a la hora de dormirse nos necesitaba junto a ella.
A lo largo de la noche, los paseos a nuestra habitación eran continuos, no todas las noches; pero si muchas.
Unas veces, se quedaba con nosotros, otras la acompañábamos a su habitación...
Poco a poco, los "paseos nocturnos" se fueron espaciando, y desde hace más o menos un año, si nos necesita en mitad de la noche nos llama desde su habitación.
Sin embargo, lo de dormirse sola no lo hemos conseguido.
Lo hemos intentado varias veces, con éxito durante unos días, pero al final no lo aguanta.
La última vez ha sido hace unas semanas.
Cuando comenzamos las entrevistas para la idoneidad, la psicóloga nos dijo que sería bueno ir intentándolo, porque cuando viniese el herman@ tendriamos menos "tiempo" para ella, y así no asociaría lo de dormir sola a la llegada del herman@.
Pues así lo hicimos. Hicimos una tabla para dibujar caritas contentas con premio incluído. Y lo consiguió.
Nos acostábamos las dos juntas, leiamos un cuento, rezábamos, mandábamos besos al abuelo y ya se iba relajando y se quedaba solita. Es cierto que no muy contenta, con la luz encendida y haciendo un gran esfuerzo, pero se dormía.
Sin embargo, llevo una semana más o menos, que la veo rara. Un poco retadora (aunque ya lo ha hecho otras veces), nerviosa e incluso un poco triste. Hasta en el colegio me lo han dicho.
Y el pasado miércoles explotó. Cuando llegó la hora de quedarse sola en la cama, no lo pudo soportar. Se puso a llorar como una magdalena. No quería que me fuese. Solo quería que me quedara un poquito mientras que ella "cerraba los ojos".
Y así lo hice. No pude soportar la manera en la que me lo pedía. Volvemos a irnos juntas a su cama. Tarda menos de dos minutos en quedarse dormida. Y yo me levanto y hasta el día siguiente no suele moverse.
En algunos momentos pienso que lo que fue una necesidad se ha convertido en un "vicio". Sin embargo, creo que no. Ella NECESITA ese momento, el no sentirse sola en el paso de la vigilia al sueño, el saber que estamos ahí, acompañándola.
Cuando hablamos sobre el tema, de que dirían sus amigas. Ella lo tiene claro. A sus amigas y a su profe no se le cuenta el tema. Le da vergüenza. Sabe que "debería" ser de otra manera, pero no lo puedo controlar, y sinceramente, por ahora, daremos "un paso atrás" y la acompañaremos a dormir.
Lo necesita así, la hace sentirse segura y como padres es nuestra obligación darle confianza, solo así podrá madurar cuando tenga que hacerlo.
Así que la pregunta de si hay problemas de sueño, pues en nuestro caso, puedo decir rotúndamente que SÍ.
Mucha gente me pregunta que cómo en la guardería se dormía sola. La respuesta es sencilla. Cuando se dormía en la guardería, o cuando se fue a la granja dos días, no estaba sola. La habitación estaba llena de gente.

5 comentarios:

  1. El tema del sueño es algo complicado. Pero apuesto 100% a que los hijos necesitan ese momento contigo antes de dormir, para hablar, para leer, para ... simplemente estar juntos un momento antes de que el cansancio les pueda.
    No hay que tener prisa por que lo hagan solos. Ese momento sin duda llegará un día u otro.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Samuel no se duerme solo y por mucho que me digan no voy a pensar que es "por fastidiar", Samuel no se duerme solo porque nos necesita. Es más, generalizaría más todavía y diría que no soporta estar solo. Y opino como tú Merce, completamente, y me niego a hacer sufrir a mi hijo inutilmente, sobre todo porque no creo que cogerse una rabieta ayude a dormir a nadie, creo que a lo que ayuda es a que la hora de dormir sea un suplicio para el niño. De pequeña yo no me dormía sola, mi padre me acompañaba y se sentaba en la cama de al lado hasta que me dormía. No recuerdo cuando dejó de hacerlo pero no creo que eso me haya traumatizado, todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, el momento de la noche es el momento en el que afloran los miedos. No creo que acompañar a nuestros hijos en ese momento sea una equivocación, ni alargamos un "vicio", ni nada por el estilo. Debemos cubrir las necesidades de nuestros hijos y ésta es una necesidad básica para muchos. Desde luego, creo que el tiempo les va dando herramientas para afrontar el momento de dormir solos, y el momento llega, claro que sí. Mientras tanto, acompañarles es importante y nunca lo debemos ver como un paso atrás. Yo creo que has escogido el camino correcto Merce. Biquiños.

    ResponderEliminar
  4. Mi niña ha dormido bien desde el segundo día, el primero se medio despertó dos veces, pero si que hemos tenido que buscar técnicas para que se duerma. Primero porque dormir es perder el tiempo y segundo porque no le gusta estar sola. Al principio me metia con ella en la cama, más adelante me sentaba a su lado y le daba la mano, con el tiempo me quedaba sentada sin tocarla y ahora se duerme sola. De todas formas esos momentos de confidencias, de hablar de tonterias y de cosas serias, de cosquillas son geniales para ella y para mi!!!! Si me pide un día que me meta en su cama me meto y punto!!! Cada cosa requiere su tiempo y tiene su momento ¿¿De verdad crees que cuando venga su hermanit@ no vais a tener dos minutos a la hora de ir a la cama? ¿ Cuanto falta para que llegue????? Al ritmo que van las cosas....
    Bsts

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7/6/12 14:45

    Merce, soy Verónica de Juventudes. Acabo de leer tu entrada, y tengo que decirte que mi hija con 3 años y medio que tiene, aún no sabe dormir sola. Es mas, para dormirse sin tener que montar el lío padre, se duerme en nuestra cama, con cuento, con biberon y con la mano derecha en mi pecho, si si, en mi pecho, como ella dice "tocando tetita". ¿La culpa de esto? mia por consentirlo por supuesto. Pero el pediatra me dijo que las necesidades de los niños de menos de 6 años son muy especiales y tenemos que cuidarlas con mucho mimo.
    ¿A que le echo yo la culpa? A que le estuve dando el pecho casi 14 meses, y es incapaz de dormirse si no siente el tacto del pecho, antes en la cara y ahora solamente necesita sentirlo.
    Debo ser sincera cuando digo que es una "jodienda", porque donde vayamos, se tiene que dormir con su mano en el pecho....
    Yo de momento, levantandome a las 5,20 am, no me puedo permitir estar toda la noche de fiesta. La dejo dormir en mi cama, la llevo a la suya, y la "dictadora" abre los ojos, me da las buenas noches y un beso y se duerme sin protestar. He intentado llevarla a su cama, contarla el cuento, darle el biberon, y os aseguro que me dieron las 4,00 am.
    Tu sigue haciendo lo que creas mas conveniente para el desarrollo de Miheret, porque hacerla llorar cada noche, por algo que yo veo tan "poco importante" me parece hacerla sufrir. Ya tendras un momento mejor, mas relajado, que ella este mas centrada, etc. para que puedas empezar una nueva rutina.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.