Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

viernes, 6 de marzo de 2009

UN AÑO DE MATERNIDAD "LEGAL"

"Pues sí, por fin, y después de mucho sufrimiento podemos decir que
ayer se celebró el juicio de Míheret. Salió positivo, no ha pedido
ningún papel ni nada. Ahora solo falta que la jueza ratifique la
sentencia y se la de a la Ecai, que suponemos que lo hará la semana
que viene. Si todo va bien a finales de mes o principios de Abril
podremos abrazar a nuestra hija.
Estamos contentos, felices, llorosos, es inexplicable la sensación
de este momento. Aunque sabemos que en el último momento la jueza
puede pedir algo, solo retrasaría unos días el viaje, y a estas
altura ¿qué es eso para nosostros?.
Esta noche hemos dormido como hacía muchos meses que no lo haciamos
sin valerianas, sin tilas ni ningún otro medicamento aún mas fuerte
que ha hecho falta en algunos momentos de esta aventura en los
últimos meses.
Agradeceros a todos los de por aquí los ánimos que nos habéis dado;
y bueno, aunque todavía no se pueden tirar las campanas al vuelo
(mientras que no pisemos suelo español con nuestra hija, cualquier
cosa puede pasar), la vida ayer nos hizo un gran regalo. Hoy toca
celebrarlo, y esperar pacientemente lo que nos toque en los próximos
días.
Gracias a todos
Un besito.
Por fin puedo ponerlo: Javier, Merce y Míheret"


Este fue mi mensaje en el foro de Etiopía cuando salió positivo el juicio de mi hija. Aunque me he saltado algunos pasos del proceso, no podía dejarlo pasar ya que mañana hace un año que Míheret es nuestra hija "legalmente", ya que de corazón lo era desde el día que vimos su foto (14/12/2007).
Fue un día de muchos nervios ya que habíamos tenido un "amago" de juicio en Enero y lo pasamos bastante mal (ya lo contaré mas tranquila). Javi pidió la tarde libre para estar juntos cuando recibiésemos la noticia. Hacía un día precioso de sol, así que nos fuimos a pasear al salir del cole. Íbamos mirando los móviles constantemente y vimos la llamada perdida de Mundi. Llamamos nosotros pero comunicaba y a los dos minutos nos volvieron a llamar. Javi me dejó el telefóno porque quería que la noticia la recibiese yo. Me puse a gritar como loca en mitad de la calle; es mi sino, el día que me llamaron (bueno llamé yo) para la asignación también me pilló andando por la calle.
Nos abrazamos, lloramos, saltamos, nos mirábamos sin creerlo, volviamos a gritar, volviamos a llorar... fue un momento muy especial. Por fin, tras muchos meses, en los que lo habíamos pasado realmente mal, llegaba la tranquilidad. Dormimos a pierna suelta, y al día siguiente cuando quedamos a celebrarlo con los amigos me dijeron que me había cambiado la cara. Era cierto, la cara es el espejo del alma, y mi cara reflejaba tranquilidad, paz y muchísima alegría.
Hoy un año después me doy cuenta que no era consciente de la felicidad que aún me quedaba por vivir. Mi hija me ha dado la vida, llena cada poro de mi piel, cada pensamiento. La miro y sé que es lo mejor que me ha pasado.



3 comentarios:

  1. Qué momentazos tan emotivos!! Si algo queda en común a quien ya habeis pasado por todas las etapas de este duro camino, es el vívido recuerdo de todos y cada uno de los momentos importantes... Es genial.
    Un beso y "feliz cumple"
    Mariajo

    ResponderEliminar
  2. FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!!

    Recuerdo tu mensaje del foro, lloré de la emoción y eso que ni te conocía, debía ser que presentía que lo iba a hacer ;-)

    Bss

    Bego

    ResponderEliminar
  3. ¿Verdad que hay veces que tienes la sensación de que hay personas que van a llegar a formar parte de tu vida?.
    A mí también me pasó contigo. Estaba deseando encontrarte en Ávila. Estábamos destinadas a conocernos, ¿quizá Abay nos llamaba?.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.