Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

jueves, 12 de marzo de 2009

ESTILO MR. BEAN

Vernos salir de casa por la mañana es un show. Mr. Bean se queda en mantillas con nosotros.
Después de seguir un ritmo militar desde que nos levantamos nos preparamos para irnos a trabajar.
Es entonces cuando empiezan las carreras:
"Míheret, ven aquí que te ponga el abrigo" . La niña según nos ve con el abrigo en la mano empieza a correr por la casa, menos mal que 80m2 no dan para mucho. Cuando la coges se tira al suelo y empieza a reirse. Tu empiezas a resoplar.
"Bueno, pues tú verás, nosotros nos vamos" La dejamos tirada en el pasillo, nos ponemos los abrigos, me cuelgo el bolso y aparece la niña con las manos estiradas y su palabra favorita: "Ah,ah" (no dice muchas mas). Le pones el abrigo y parece que vamos bien.
Es entonces cuando uno coge a la niña y el otro coge el carro, la mochila de la guarde, la bolsa de la piscina, la bolsa de la merienda, la comida de la madre, los catálogos de la tienda del padre...
Ya estamos preparados y camino del ascensor. La niña no quiere que la cojas en brazos, quiere llamar al ascensor, pero por el camino te acuerdas que no has apagado la calefacción, que te has dejado el móvil, que el gato se ha salido al descansillo (sí, sí, que también tenemos gatos, ¡si éramos pocos...!)... El que lleva a la niña no puede dejarla porque se tira por las escaleras, y el otro tiene que soltar todo para poder volver a entrar en casa.
Volvemos a organizarnos y es entonces cuando sube el olorcillo: ¡LA NIÑA SE HA HECHO CACA! Si me acuerdo que soy maestra y me pongo en el lugar de su profe, dejamos todo, volvemos a entrar en casa y limpiamos a la niña; pero claro cuando el reloj corre que da gusto, y pensamos en lo dificil que se pone cruzar nuestra ciudad con el dichoso tranvía, pues eso, que lo hacemos fatal y la llevamos con la caca puesta.
Así puedo seguir toda la noche: después hay que bajar al garaje a por el coche, hay que abrir dos puertas antes de salir al aparcamiento, hay que sentar a la niña en la sillita (a la que por supuesto no quiere subirse), hay que guardar las cosas en el maletero siguiendo un orden ya que unas son para la guarde, otras para quedárselas la madre, otras el padre, otras para la yaya...
En fin que cuando llegamos a la guarde y al trabajo ya llevamos puesta una buena dosis de ansiedad.
Ah; y no será la primera vez que se nos olvida algo, y entonces... pues toca volver a casa.
Pese a todo... encantados, felices, contentos... de ser padres.

5 comentarios:

  1. Hola Merce: me ha hecho mucha gracia tu explicación, es que yo me cuelgo el bolso, la bolsa de la guarde, otra bolsa con el bibe y la merienda por si a la vuelta no vamos directamente a casa,y luego a mi hija...y creía que era la única que ha decidido hacerse caca o un pis de campeona y mojarse de arriba a abajo cuando estamos llamando al ascensor o bajando al garaje. Ya le he cambiado el pañal dos días en el coche para que en la guarde no piensen que tiene una mamá desastre...en fin... el comienzo del día es divertidísimo.... ¿qué nos esperará mañana? menos mal que es viernes, jeje..

    elena

    ResponderEliminar
  2. Después de cinco años mi estilo Mrs. Bean continúa. Quizá se ha estilizado un poco y bueno, hemos mejorado en el tema cacas (faltaría más) pero salgo de casa que parece que me voy de viaje: con el portátil, la bolsa del gimnasio, la de Lucía, la de la comida mía, a veces llevo alguna cosa añadida y me tengo que acordar de: llaves de casa, coche, móvil, etc. No quiero ni pensar cuando vuelva al trabajo después de la baja, ni pensarlo...

    ResponderEliminar
  3. Ay que estrés... jajaj... Mira, yo me levanto (Gabi ya se ha ido), le abro al perro, que sale solito a pasear, pongo la cafetera, me ducho, me tomo un café delante del ordenador mirando la prensa y me voy a trabajar. ¡Qué diferencia!! Creo que cuando llegue nuestr@ peque echaré mucho de menos mi ritmo matutino... jeje
    Un beso,
    Mariajo

    ResponderEliminar
  4. ¡madre mía ques estrés!, pero tienes el mejor tesoro a tu lado.
    Un abrazo.
    Uge

    ResponderEliminar
  5. Jejejeje, el día típico de una madre de nuestros tiempos!! a pesar todo, felices de serlo!!

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.