Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

martes, 25 de septiembre de 2012

LLevo casi un mes sin escribir y no es que no tenga cosas que contar, es más tengo cosas que contar y ganas de compartirlas con vosotros, pero no se por qué últimamente me está entrando un poco de "timidez".
Me doy cuenta que esto lo lee un montón de gente. La mayoría de ella, supongo que llegará al blog sin querer, pones algo en google y sale; entras y apenas te paras. Algunas, las asiduas, las de siempre, esas que nos conocemos, que incluso nos tenemos en el facebook, pues están ahí, comentan en muchas entradas... y son con las que me encanta compartir mis "aventurillas"; sin embargo, no me gusta quien comenta como "anónimo", ya no digo que lo haga con perfil, pero al menos con un nombre, y cuidado, que no digo que no esté en su derecho, y de echo no tengo moderación de comentarios hasta pasados unos días y ni siquiera borro ningún mensaje; pero no quiere decir que me guste.
Y luego hay otro grupo, que es el que te lee, te sigue, pero nunca comenta. Y tampoco digo nada, yo también lo hago. No siempre me apetece comentar, hay veces que no sé que decir, o que leo rápidamente y lo dejo para después y ya no comento... Sin embargo, me va dando pereza.
El otro día, me pasó algo que me hizo reflexionar aún más el asunto.
En una quedada de Abay, coincidí con una familia con la que viajé. Este verano estuvieron en los Pirineos y allí coincidieron con otra niñ@ etiope. Hablando y hablando, la otra persona resultó que nos conocía. Conocía el blog, conocía a mi hija y claro está, conocía todo lo que yo voluntariamente, por supuesto; expongo aquí. Sin embargo, la mamá decía que seguía o había seguido el blog, pero que nunca comentaba porque le daba "palo".
¡Uf!; todo esto me dio qué pensar. El mundo es un pañuelo.
Esto es complicado, porque claro, si no quieres que nadie te lea lo mejor es hacer un diario y punto; pero claro, entonces pierde mucho encanto. Porque la gracia está en que cuando tu cuentas algo, la gente te contesta, te expone diferentes puntos de vista que te pueden ayudar, y sobre todo yo pienso en aquellos que están esperando y que tanto les gusta leer lo que pasa una vez aquí.
La solución intermedia sería hacer el blog privado, pero yo creo que pierde un poco la gracia, a la gente le da pereza entrar. Además a mí me ha pasado con blogs que se han hecho privados y se me olvida entrar en ellos. No sé por qué no me salen las actualizaciones en mi blog y entonces me olvido.
Además habrá gente, esa que le da vergüenza hacerse "presente" y que me lee con cariño, que tampoco se atreverá a pedir permiso para poder entrar, con lo cual es una pena; o aquella gente que comienza ahora a buscar información y que ya no te conocerá.
No sé. Supongo que esto se me pasará y seguiré como hasta ahora, pero lo tengo que meditar.


11 comentarios:

  1. Ayudáis a mucha gente los que escribís un blog sobre adopción, sobre todo cuando sacáis las cuestiones mas complicadas a relucir, a su vez el blog se enriquece con los comentarios y las experiencias de otros. Medita y decidas lo que decidas estará bien.
    Concha

    ResponderEliminar
  2. Hola Merce,
    Cada vez que veo que has escrito algo nuevo, me meto a leerlo y siempre lo hago con mucho mucho cariño, porque tu blog me ha pareceido especial desde el principio. Es el primero que empecé a leer, a seguir, y en unas semanas me había leído desde las entradas más antiguas hasta las más recientes.
    Creo que he aprendido mucho contigo y te estoy agradecida por ello.
    También entiendo lo de la timidez... nadie de mi entorno sabe nada de este blog y de momento me gustaría que continuara así. Me gusta verlo como un refugio solo para nosotras, un poco tipo hermandad, jajaja.
    Pero es verdad que con el tiempo, y sobre todo si vas a quedadas estás más expuesta. Aunque en realidad te abres a la gente que tiene cosas en común contigo, y solo muestras una parte de tí...
    Por mi parte, solo te puedo dar las gracias y decirte que te leo con cariño y admiración :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Merce. Yo creo que entro en el grupo de las que te lee con cariño pero casi nunca comenta. No sé por qué, porque yo tambien tengo blog y se la ilusion que hacen los comentarios y lo que enriquece tu historia.
    Yo te animo a que no lo dejes, aunque muchas veces me entran las mismas dudas...
    Pero como dice Concha, lo que decidas, bien estara.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Merce,yo tambien sigo tu blog desde hace tiempo y me gusta mucho, me siento muy identificada con tus historias, ademas como tu hija es mayor que la mia me sirven tus experiencias;tu blog es el primero que suelo visitar y a partir de el continuo leyendo otros de los que sueles leer; suelo comentar como anonimo porque no tengo otro perfil pero siempre firmo con mi nombre y ciudad (para que me reconozcas), muchas veces no comento porque tengo duda de si mi comentario puede aportarte algo, y cuando dudo prefiero no comentar. Es tu blog hagas lo que hagas, estara bien hecho,para eso es tu blog, un abrazo.
    Elena (Vitoria)

    ResponderEliminar
  5. Hola! Yo soy de las que te lee habitualmente y no comenta. Así que hoy ma hago presente para que sepas que estoy y que me encanta seguirte. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Creo que te entiendo perfectamente por que a mi a veces me pasa algo parecido. Este verano, en la sala de espera del urólogo de Xiao había otra familia con una niña china. Tradamos medio minuto en acercarnos y charlar. Ellos estaban para otra consulta y en un momento dado me preguntan porqué estamos allí, vamos que qué le pasa a la niña. Se lo explico muy escuetamente y entonces ella suelta: ¡¡¡Anda, tu eres Xiao!!! Me quedé helada, me dió hasta vergüenza pensar que esos desconocidos (encantadores y cariñosos, pero desconocidos) supieran tanto de mi hija. Pudor más que vergüenza.
    Pero por otro lado pienso en lo que el blog me ha ayudado a mi y ha ayudado a otros. Y continuo.... cada vez más espaciado, pero sigo adelante.
    Decidas lo que decidas estará bien, aunque yo personalmente te echaría de menos si "desapareces"
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Merce, pues yo tambien soy una de las que escribe poco pero si me gusta leeros cuando puedo ,yo misma tengo dos blog y tambien he pensado muchas veces en privatizarlos aunque sinceramente no me apetecia nada porque a mi personalmente me ayudaba mucho en la espera leer experiencias de otras familias y pienso que ahora puedo ayudar a otros o simplemente acompañar contando nuestra historia, pero he de reconocer que como a ti a veces me ha sorprendido gente diciendome ah!!! tu eres la mama de ...., supongo que a veces no somos conscientes de lo que se mueve la red.Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Yo te animaría a que sigas escribiendo todo aquello que te ayude porque yo no sé a ti pero en mi caso, me ayuda a desahogarme en muchas ocasiones, sobre todo al principio.
    Pero como bien dices es algo muy personal que debes valorar tú. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola Merce,

    Yo te animo a que reflexiones y recuerdes el principio del blog... y pienses por qué lo creaste.
    Para entretenerte en la espera?, para informar a tus conocidos a los que no ves normalmente, o amigos? Para que quede la historia y en adelante tus peques la puedan leer?.

    No sé, hay mil motivos.

    Yo creo que hace más ilusión si los que leen se paran a hacer un comentario. La verdad es que eso enriquece el blog.

    A mi me da una pereza brutal hacer un comentario y tener que afinar la vista para repetir el dichoso código ese que hay que poner en muchos blogs, o no se publica mi respuesta.

    Por cierto, no sé si lo tengo puesto yo así, pero ahora mismo lo quito. (ji,ji,ji)

    A mi me gustaría mucho que siguieras escribiendo y si decides privatizar, pues oye!, tus más íntimos te seguirían igual.

    Un blog es una opción y casi un entretenimiento, y deja de serlo cuando te sientes obligado a escribir por que crees que lo has abandonado un poco.

    Un blog es personal, y como tu dices, si te apetece... pues escribes, y depende del tiempo y las ganas del momento que no siempre se ponen de acuerdo. verdad?

    un beso enorme!

    ResponderEliminar
  10. Hola Merce,

    Pues yo soy una más de las q te siguen pero escriben poco.

    Por mi parte sólo te puedo decir GRACIAS. Hacer un blog como este me parece de una generosidad inmensa, y para los q aún estamos esperando, nos sirve de mucho.

    De verdad GRACIAS, y un bs,

    Anabel

    ResponderEliminar
  11. Merce, tu blog es un regalo a los que esperamos. Es una ayuda en este largo proceso. Por lo que te animo a que sigas escribiendo. Aunque, lógicamente, entendemos y respetamos todo lo que cuentas. Por lo que, hagas lo que hagas, te seguiremos estando muy agradecidos.
    Un abrazo.
    Irene

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.