Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 3 de abril de 2011

EL ENCUENTRO

Bajamos del autobús no mucho después de 5 minutos de haber subido. La calle no estaba asfaltada; entramos en una casa baja con un patio. La casa se veía limpia, cuidada.5 Allí estábamos, por fin; en la casa de Mundiadopta y en unos segundos, al fin abrazariamos a Míheret. Todas las familias nos quedamos en el patio. Por allí estaban Teshe, Gebbeo y Feyissa (un etiope-cubano) que trabaja para Mundi aquí en Madrid. Nos dijeron que los niños irían saliendo de uno en uno al patio para conocerlos. En primer lugar le tocó el turno a un niño mayorcito que habían ido a recoger sus padres y su hermano. Cuando el niño salió fue emocionante porque corrió a abrazarse con su hermano. Le habían enseñado fotos de su nueva familia y lo reconoció rápidamente. Los padres se emocionaron muchísimo al ver cómo se abrazaban. Los demás también nos emocionamos, y desde ese momento se abrió, para Javi y para mí, el tarro de las emociones contenidas durante tantos días. Yo ya empecé a llorar. Poco a poco fueron saliendo otro par de niños, y ya dijeron: "¿Los papás de Míheret?" Nosotros nos adelantamos y sacaron un bebé, y Javi dijo ahí está; pero rápidamente yo supe que no era Míheret. Efectivamente era el bebé de otra de las familias. Detrás iba nuestra princesa. Llevaba un chandal rosa de Winnie the Poo, con el gorro puesto y unos calcetines rojos. Cuando nos la entregaron yo no podía dejar de llorar. Por fin, después de tanto sufrimiento, de tantos meses de espera, de tantas lágrimas.. Por fin, la abrazábamos, la olíamos, la besábamos... Es indescriptible. Ella se dejó hacer, nos miraba alucinada y sonreía. Tenía muy poquito pelo y estaba redondita. Se la notaba bien cuidada. Eso nos tranquilizó ya que vimos que había estado bien todo el tiempo que nos había estado esperando. Que el sufrimiento de los 4 meses que habíamos tardado en ir a por ella, solo había sido nuestro ya que ella había estado bien. Cuando cada familia tuvimos a nuestro peque pasamos a una sala donde tomamos café y palomitas, y donde alguno de los bebés se fue tranquilizando, ya que no quería separarse de sus cuidadores. Míheret seguía mirando todo con los ojos como platos y nosotros estábamos alucinados. Ya, por fin, estaba con nosotros. Hoy, a estas horas, más o menos; hace tres años de este día y puedo contarlo sin hacer ningún esfuerzo de memoria; y me sigo emocionando al recordarlo. Mucho de lo que vino después ya lo conocéis, está por aquí; pero todavía quedan cosillas que contar, sensaciones, sentimientos... y sobre todo queda contar el presente. Ese presente que adquiere sentido gracias a ella y que comparto con vosotros de mil amores.

7 comentarios:

  1. Nosotros ahora estamos con la valoración psicosocial. Desmontándonos con cada paso que hay que dar y a la vez ilusionados, sintiendo que cada vez nos queda menos. No puedo ni llegar a imaginarme los sentimientos de ese primer encuentro... Ahora ya son tantos. Todo pasa y todo llega. Enhorabuena por esos tres años.

    ResponderEliminar
  2. SE ME HAN PUESTO LOS PELOS DE PUNTA AL RECORDAR MI PROPIA HISTORIA, CUANDO BUSCABA ENTRE ESOS OJOS TAN ESPECIALES LOS OJOS DE MI HIJO, Y MIRABA A MI MARIDO DICIENDOLE CON LA MIRADA ¿DONDE ESTÁ NO LO VEO??? CUANDO NUESTRAS MIRADAS SE CRUZARON YA NO HUBO MÁS MUNDO QUE DESCUBRIR LO HABÍAMOS ENCONTRADO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  3. Que momento tan maravilloso, lleno de sentimientos tan intensos.
    Todos los que estamos viviendo un proceso de adopción soñamos con ese día en el que el mundo de un giro y nuestra vida cambie para siempre.

    Enhorabuena por esos tres maravillosos años.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Uffffffffffff, se me han puesto todos los pelos de punta al leerte. Ayssss, el día que yo pueda vivir todo esto!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Ese primer momento debe ser tan especial. No sabes como reaccionarás tú ni ellos. Pero debe ser increible. Que ganas tengo de sentir algo así algún día.
    Felicidades por estos años en familia!.

    ResponderEliminar
  6. Menudos recuerdos, me he emocionado imaginando la situación, sé que algún día nos llegará a los que esperamos aunque se nos haga largo, pero leer vuestras emociones y experiencias hace que podamos revivir algo que sucederá tanbién en nuestras vidas. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  7. Hola Merce, que bonito tu relato, yo lo tengo muy reciente, en la misma casa, hace una semana que vine con mis dos tesoros, y fue indescriptible, aun me da la sensación de estar en Etiopía donde hemos pasado 20 días.
    Un beso

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.