Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

miércoles, 17 de junio de 2009

¿CÓMO TE LLAMAS?

C: Cotilla de turno
M: Míheret
Y:yo

C: ¡¡¡Qué guapa!!!. ¿Cómo te llamas?
M: ...... (silencio con mirada fija en C).
C: ¿No sabes como te llamas?
M: ..... (silencio, mirada fija en C, mirada de reojo a Y).
Y: Dile cómo te llamas. (sonrisa al principio amplia, según va pasando el tiempo forzada. También depende de mi día). Es que no sabe hablar. Se llama MÍHERET.

Hasta aquí la historia se repite cada vez que nos alejamos 50 metros de nuestro espacio "natural".
Ahora vienen las respuestas
C1.: ¡Qué bonito!. Es raro pero suena bien (de las mejores).
C2: Mí... ¿qué?. Uf, que dificil, pero es bonito.
C3: ¡qué raro!. No lo había oído nunca (respuesta bastante diplomática).
C4: Vaya nombres que ponen hoy en día!!!!. Con lo bonito que es María. (sonriendo respondo: lo tiene de 2º).
C5: Silencio, sonrisa y media vuelta (mas vale una retirada a tiempo)
Muchas veces la respuesta a estas preguntas es que es su nombre etiope, y la gente se queda tranquila. Pero el colmo fue hace unas semanas en el Mercadona de mi pueblo.
Después de mantener la conversación hasta ahora descrita y después de decirle que es su nombre etiope va la tía y me contesta:
C6: Ea nena (palabras clave en mi pueblo); pues eso se le cambia el nombre, y ya está.
Perpleja ante el comentario cogí a la niña y me di la vuelta.
La verdad es que ultimamente estoy hasta el ...oño, de que la gente haga comentarios sobre el nombre de mi hija. Hoy en día hay mil nombres extraños, y nadie hace ningún comentario.
Sin embargo, no se por qué, con nosotros todo el mundo se cree en el derecho de opinar.
El otro día le dije a mi madre que no diese ninguna explicación, a la gente le importa un pito si es su nombre etiope, o me lo he inventado.
He tenido la tentación de contestar que se llama María (no estaría mintiendo), cuando al qué pregunta no lo voy a volver a ver en la vida; pero por un lado no me sale, me sale Míheret de carrerilla; y por otro Javi dice (con toda la razón) que su nombre es Míheret y punto.
Lo que mas me molesta es que ahora la peque no se entera, pero el día que se de cuenta, ¿seguirán siendo tan indiscretos?
Por desgracia supongo que sí.

7 comentarios:

  1. Desdeluego Merce, cómo no se te había ocurrido cambiarle el nombre, si es que... ;-))

    La verdad es que adoptar te hace darle un significado muevo a la palabra PACIENCIA, con todo lo que hay que aguantar-

    Por cierto, se me olvidó pedirte que te trajeras la revista para veros, a ver si te acuerdas el sábado, que todavía no la he podido comprar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Con lo cuca que estaría Míheret llamándose Jessica, Vanessa, o Choni!

    :D
    Ni caso, que les den. Es un nombre precioso, y, francamente, no me parece tan difícil... ¿lo es?

    Un abrazo,
    Nür

    ResponderEliminar
  3. A mi parece un nombre precioso y para nada es difícil, la de nombres complicados que hay por el mundo...
    Besos y como te dicen "bendita paciencia",
    SOnia

    ResponderEliminar
  4. Pues debe ser que yo me he acostumbrado ya a los nombres etíopes porque me parece muy fácil y además es bonito. Podríamos escribir una guía sobre comentarios "inteligentes" iba a ser superventas porque hay cada uno...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me parece increible que la gente no se sorprenda ante un niño que se llama Jonatan, etc. pero haga esos comentarios con Miheret...
    Pero vaya, que lo que diga la gente es bien igual... Como dice Bego, paciencia, que es la única manera de enseñarle a los demás que te resbala su opinión!!
    Un beso,
    Mariajo

    ResponderEliminar
  6. A mi me encanta Miheret, lo pensé la primera vez que lo leí... además, no me parece para nada dificil de pronunciar...
    Pienso que el mejor modo de que Miheret sepa contestar a los cotillas, es que esté orgullosa de su nombre... por lo tanto, ni se te ocurra decir a la gente que se llama María (aunque no estuvieses mintiendo) ya que Miheret podría pensar que tiene que avergonzarse de su nombre... y creo que tampoco hace falta dar explicaciones... el que lo encuentre raro le decís... pues a nosotros nos encanta y punto!
    Laura.

    ResponderEliminar
  7. Pues creo que tu madre tiene razón. Además, si no contestas le mandas un mensaje claro a tu hija: "no te preocupes, que no tienes que ir por la vida dando explicaciones a todo el mundo". Y por otra parte, tambie´n puedes decir:
    "tiene el nombre que su madre, o sea yo, ha decidido que tenga"
    Besos y no malgastes más el tiempo por los indiscretos. Son .... inevitables.
    Blanca

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.