Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

martes, 10 de septiembre de 2013

ADDIS

Este fin de semana alguien me dijo que debo una entrada en el blog.
La verdad es que debo muchas.
El verano ha sido denso y el viaje a Walmara con Abay daría para hablar largo y tendido; lo que falta es tiempo y sobre todo inspiración.
Del viaje a Etiopía, podría hablar de mil sensaciones, mil sentimientos...
La llegada a Addis, la viví con un gran nudo en la garganta.
Volvía cinco años después.
El primer día en la capital, me removió mucho.
La vez anterior, iba en mi nube, en mi historia, en mi burbuja de felicidad. Esta vez fui mucho más consciente de la pobreza, de la miseria, de las diferencias,... que se viven en Addis.
En cada esquina, veía a mi hija; su historia, lo que fue, lo que pudo haber sido, lo que no sería nunca... muchas emociones, mucho dolor...
En los niños que con una sonrisa nos perseguían pidiéndonos "money", en la madre sentada en mitad de la calle amamantando a un bebé, en los adolescentes paseando por Piazza con sus peinados trenzados... El pasado, el presente, y el futuro...; lo que fue, lo que es, lo que no será... Ella estaba presente en cada uno de ellos.
El último día, en Addis también; visitamos un orfanato. Me dí de bruces con la realidad.
Fueron dos días muy duros a título personal.
El origen de nuestra historia pasó delante de mis ojos, sin tapujos.
El "dolor de madre", dolió y mucho...
Me quedan los 10 días del medio. Esos están llenos de aventuras. Poco a poco los iré contando.

4 comentarios:

  1. Sólo de leer esta entrada tras tu vuelta me emociono. Me pongo en tu lugar e imagino cómo sería volver y... mejor no pensarlo y cuanto tenga que ser, que se haga realidad.
    Un beso y espero tus nuevas entradas acerca de ese apasionante viaje.

    ResponderEliminar
  2. Llorando a todo llorar me has dejado con tu entrada...
    Espero impaciente tu experiencia en Walmara. Impaciente y también con algo de envidia, me pregunto diariamente cuándo volveremos a Etiopia. Un viaje necesario pero que como nos cuentas intenso emocionalmente y doloroso, muy doloroso.

    ResponderEliminar
  3. De momento, sólo te dejo un beso y un aplauso.
    No dejes de contar.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.