Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

sábado, 15 de octubre de 2011

QUIERO OTRA MAMÁ

Ayer íbamos por un centro comercial y Míheret iba un poco "a su bola".
Para que se diese prisa la dije que tuviese cuidado no fuera a ser que se la llevase un señor.
La tía se plantó a mi lado y con cara de guasa tuvimos la siguiente conversación:
M: Bueno, no importa, yo quiero otra mamá.
Yo: A ¿sí?.
M: Sí, yo quiero otra mamá.
Yo: Pues no va a poder ser porque yo soy la mamá que te ha tocado.
M: (Con cara risueña). Pero yo quiero otra mamá.
Yo: No vas a poder tener otra mamá, porque yo no quiero otra hija. Además, las mamás y las hijas no se eligen. Te toca la que te toca.
La secuencia se repitió un par de veces y al final con una sonrisa de oreja a oreja me dice:
"Que no, mamá; que te quiero muchísimo".
En el fondo me encantó la conversación, no veniamos de una "pelea" con lo cual no tenía un transfondo de "lucha"; simplemente ella quería afianzar que la queremos, y lo que para mí es más importante; para ella no hay ningún problema en "jugar" este "juego".
Se siente segura, sabe que no va a haber otra mamá.
Todas estas conversaciones la afianzan con nosotros, hacen que nuestra relación tenga cada día vínculos más sólidos.
Estos vínculos van más allá de que sea adoptada o no (por supuesto aún más importantes cuando lo es), van creando cimientos para futuras relaciones, desavenencias...
Esto no quiere decir que el futuro vaya a ser un camino de rosas, pero al menos habremos puesto una base sólida para que confie en nosotros y sepa que haga lo que haga siempre estaremos a su lado.

5 comentarios:

  1. Jolines!, al iniciar la conversación te debías quedar un poco de piedra, pero seguro que al verle la cara ya verías por donde iba a salir. Una madre conoce muy bien las caritas que pone su hijo. Estoy contigo en que estas pequeñas conversaciones afianzan mucho más la relación de familia. Es muy positivo.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Mi hijo es vacilón como tu hija... muchas noches, nos dice que no quiere vivir con nosotros, que quiere volver a Nigeria, que quiere volver a vivir al orfanato, etc... pero lo dice en tono guasón, en tono vacilón, no sé explicar como es el tono pero se nota, (imagino que el mismo tono que Miheret usó contigo)... nosotros le seguimos el 'juego' diciendole que se siente, qeu tendrá que vivir con nosotros para siempre porque somos sus padres y sintiendolo mucho, somos los que le han tocado, ... es un juego bonito porque me encatna que sea capaz de hacer el vacilón con este tema tan peliagudo...
    Laura.

    ResponderEliminar
  3. supongo que nos queda un camino complicado,pero que hay que pelear dia a día,con días buenos y días malos y entrre ellos días maravillosos,yo siempre le digo a mese,lo que toca toca,te tocó esta madre,y a mí me tocó esta hija...capulla,jajjaja
    bikos
    pau

    ResponderEliminar
  4. Hoy te he encontrado por casualidad y me ha encantado tu blog ... me quedo ;)))))) . Tengo la sensación, al leer tu lucha diaria con tu hija, que he encontrado mi alma gemela. Y me alegro... ,))

    ResponderEliminar
  5. Leer esta entrada me dan aun más fuerza para iniciar nuestra aventura.
    Mañana viajamos a Addis y vuestro ejemplo y el de algunos otros "locos" como ustedes nos han empujado a seguir caminando hasta la cima.
    Eso si, estamos como flanes. Quedan menos de 48 horas para ver a nuestros hijos por primera vez.
    Seguiremos aprendiendo.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.