Adoptando...

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

miércoles, 13 de enero de 2010

HAITÍ

Cuando la adopción era poco más que una fantasía, Haití era uno de los países de nuestras quinielas.
Aún hoy, continúa ahí como un "rum-rum".
Hoy se me saltan las lágrimas, me tiembla el cuerpo cuando veo las imágenes del terretomo.
Parece imposible que con tanta pobreza y dificultades aún se pueda ir a peor; pues sí, todas las calamidades que se nos ocurran les llegarán a los más pobres.
Desgarra el alma ver la ciudad destrozada, los cuerpos en medio de la calle, la gente deambulando de un lado a otro...
Estoy triste, muy triste; y una vez más, como tantas otras; vuelvo a sentirme completamente inutil.

1 comentario:

  1. La impotencia y el dolor son lo único que puedo sentir. Yo también lloro por ellos.
    Mi historia de adopción tuvo su capítulo en Haití, pero fue mucho más que una opción. No puedo dejar de ènsar en que habrá sido de aquel niño que pudo haber sido mi hijo....
    Y sólo puedo llorar.

    ResponderEliminar

Si pasas por aquí, deja un mensajito, que me hace mucha ilusión leerlos.